Aquí podréis explorar virtualmente a través de diversas expediciones a ecosistemas de agua dulce de diferentes localidades españolas así como de otros rincones del planeta. Los protagonistas serán los moluscos y crustáceos, así como también otros invertebrados como platelmintos, cnidarios, poríferos, insectos, etc. En general cualquier invertebrado de agua dulce podrá convertirse en nuestro foco de atención.

Además haremos entrevistas a expertos en el mundo de los invertebrados y de la acuariofilia e intentaremos hablar de noticias y temas de interés general. No olvidéis consultar el Cuaderno de Viaje para acceder al listado completo de artículos del blog.

Espero que disfrutéis de las imágenes y de la variedad de especies que tenemos en nuestras aguas continentales. También deseo que los temas y expediciones os resulten interesantes y que no dudéis en dejar vuestra opinión en las entradas y cualquier tipo de sugerencia. Un saludo cordial desde Alicante. Nos vemos en el agua.


19/5/09

Un paseo por tierras de Novelda y el río Vinalopó. Buscando a Melanopsis lorcana.

No hace mucho, el mes pasado, estuvimos recorriendo algunos lugares de interés cultural en la provincia de Alicante. Uno de estos lugares es la ciudad de Novelda, sobre la que domina el Santuario de la Magdalena y el Castillo de la Mola, ambas construcciones de gran interés arquitectónico e histórico.





El castillo cuenta con una torre del homenaje de planta triangular, una singularidad de la Edad Media que difícilmente podremos contemplar en otros lugares. Además el castillo es accesible y disfrutaremos de unas grandiosas vistas del valle desde lo alto de su torre.

El resto del recinto militar está en un estado de conservación ligeramente desmejorado, aunque hay actuaciones de rehabilitación de la segunda torre. Desde las alturas se divisa la ciudad de Novelda, al fondo, y muy cerca el Santuario.


Éste cuenta con una fachada espectacular recubierta de piedras que hacen dibujos geométricos de gran belleza visual. El interior es más espartano pero merece la pena subir a echar una ojeada.

Una vez que llegamos al valle nos encontramos con un Río Vinalopó eutrofizado, con aguas ricas en nitratos, fosfatos y otros tantos productos químicos procedentes de las tierras agrícolas que lo rodean y de los colectores de pueblos y ciudades que desembocan en sus aguas. Por desgracia en estas condiciones la fauna acuática se resiente notablemente y nos será difícil encontrar muchos grupos de animales que, por sus sensibilidad especial a la contaminación de las aguas, estarán ausentes del Vinalopó en este tramo. Tal es el caso de anfibios y moluscos, así como peces, que si bien pueden darse, también es cierto que serán rarezas en este recorrido. Los insectos, sobre todo sus fases acuáticas, son el único grupo de invertebrados que será habitual en estas aguas. En las imágenes vemos varias tomas del valle, con su vegetación primaveral característica.




Por encima de este tramo se unen a estas aguas las procedentes de manantiales surgentes en suelos tipo Keuper (arcillas y yesos rojos) que aportan gran cantidad de sales disueltas y pigmentos que tiñen el agua de un color ambarino o rojizo. Sin duda es un paisaje diferente y atractivo. En este tramo encontramos una gran proliferación de algas como estas clorófitas, que son abundantes gracias a esa enorme carga de nutrientes que porta el río.


También, como se puede ver en las fotos, el cauce está lleno de escombros procedentes de la industria marmolera y del ladrillo, que abunda mucho por la zona. En contraposición tenemos un paisaje semidesértico con un lecho verde que recorre todo el cauce, algo de una belleza difícil de apreciar si no es en dicho lugar.

Es más arriba, junto al casco urbano, naciendo en las faldas del propio Santuario, donde encontramos una red de pequeñas acequias que se van ensanchando conforme se acercan a Novelda. Es en estas acequias donde encontramos a la estrella de nuestro recorrido, el gasterópodo que hemos venido a buscar. Antiguamente era abundante en todo el cauce del Vinalopó, así como en otros cursos de agua que se extendían desde Murcia hasta el interior de Alicante. Hoy en día, esta especie, Melanopsis lorcana, es difícil de encontrar en los cauces originales y tenemos que buscar en pequeños reductos como estas acequias donde, paradójicamente, el agua ostenta una mejor calidad que la del propio río, haciendo posible la vida de estos animales así como la de anfibios, peces e invertebrados diversos.




Su concha lisa, cónica y alargada suele presentar tonalidades marrones, con punteaduras más o menos intensas, rojizas, anaranjadas a veces. Líneas oscuras y claras se alternan para dibujar su piel. Este molusco que se reproduce depositando huevos en sustratos fangosos tiene en estas acequias su último reducto en tierras de Novelda así como en otras poblaciones del interior de Alicante.

Aquí podemos ver algunos ejemplares (fotografiados, eso sí, dentro de un acuario para facilitar su visualización) que muestran patrones de color realmente bellos.



Si alguien tiene la oportunidad de recorrer aquellos terrenos, os recomiendo que lo aprovechéis y disfrutéis de la naturaleza que os rodea ya que, aunque tocada por la mano del ser humano, siempre podremos encontrar cosas que nos sorprendan.

Si quieres descargarte este artículo en Word pincha Aquí.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios son de gran utilidad, ayudan a mejorar el contenido del blog. Asimismo, cualquier sugerencia que quieras hacer puedes remitirla a chalkidry@hotmail.com

Gracias por tu participación.