Aquí podréis explorar virtualmente a través de diversas expediciones a ecosistemas de agua dulce de diferentes localidades españolas así como de otros rincones del planeta. Los protagonistas serán los moluscos y crustáceos, así como también otros invertebrados como platelmintos, cnidarios, poríferos, insectos, etc. En general cualquier invertebrado de agua dulce podrá convertirse en nuestro foco de atención.

Además haremos entrevistas a expertos en el mundo de los invertebrados y de la acuariofilia e intentaremos hablar de noticias y temas de interés general. No olvidéis consultar el Cuaderno de Viaje para acceder al listado completo de artículos del blog.

Espero que disfrutéis de las imágenes y de la variedad de especies que tenemos en nuestras aguas continentales. También deseo que los temas y expediciones os resulten interesantes y que no dudéis en dejar vuestra opinión en las entradas y cualquier tipo de sugerencia. Un saludo cordial desde Alicante. Nos vemos en el agua.


9/9/09

Acuario para insectos acuáticos: Respiración

Vamos a hacer una serie de entradas dedicadas al mantenimiento de insectos acuáticos en cautividad. Dado que es un tema complejo y para muchos desconocido, haremos una breve introducción sobre algunos grupos de insectos que se desarrollan total o parcialmente en agua dulce. En entradas posteriores veremos la mejor manera de diseñar un acuario específico para ellos y finalmente un caso práctico que pondremos en funcionamiento.

Larva de efímera (Orden Ephemeroptera). Fuente: Internet

Hay numerosos grupos de insectos que habitan las aguas dulces de todo el planeta. En las áreas tropicales son especialmente abundantes y diversos. Sin embargo en aguas continentales de la Europa templada así como en Norte y Sudamérica, encontramos también una buena representación de estos animales.

Ranatra linearis (Orden Hemiptera). Fuente: Internet

Antes de intentar mantener insectos en cautividad debemos saber algo más sobre ellos. Para empezar, podríamos introducirnos muy someramente en su modo de respiración. Los artrópodos acuáticos han desarrollado varios mecanismos para poder realizar el intercambio gaseoso en medio líquido. Los xifosuros limúlidos (conocidos vulgarmente cangrejos de herradura o cacerolas de mar) son quelicerados muy primitivos, cuyo sistema de respiración reside en unas branquias laminares en el opistosoma (parte inferior-posterior del cuerpo). Otros grupos como los cirrípedor (percebes), cladóceros (pulgas de agua), ostrácodos o branquiópodos (artemias) utilizan también un sistema branquial primitivo. Los decápodos (cangrejos, gambas y familiares) han hecho evolucionar este sistema hasta un circuito encerrado en el exoesqueleto, un verdadero pulmón primigenio en el cual las branquias están muy modificadas o incluso llegan a desaparecer (como es el caso de los cangrejos terrestres). Los arácnidos superiores y los insectos han desarrollado todavía más este mecanismo hasta llegar a un sistema de filotráqueas (o pulmón en libro) o tráqueas verdaderas.

Esquema del sistema traqueal en un insecto terrestre. Fuente: Internet

Sin embargo muchos insectos han permanecido inmersos en el medio acuático desde sus orígenes. Otros grupos salieron del agua para volver a ella millones de años después, adaptándose de nuevo a este medio. Recordemos en este punto que los artrópodos se originaron en el medio acuático, no en el terrestre, y que una buena parte de las especies de este grupo aún residen en aguas dulces y saladas de todo el planeta. Se calcula que existen más de 30000 especies de insectos acuáticos, muchos más aún de vida semiacuática, es decir, que en algún momento de su ciclo vital pasan por el medio acuático.

Fósil de Trilobites, el grupo de artrópodos acuáticos más extendido del Paleozoico, extintos hace 250 millones de años. Fuente: Internet

También hay dos conceptos que podemos definir: léntico y lótico. Un medio léntico es aquel donde las aguas mantienen una circulación mínima o nula, es decir, un sistema cerrado, como podría ser una charca, un estanque o un lago. Un medio lótico es una masa de agua con movimiento de circulación, es decir, un río, una zona marina con corrientes, etc. Dependiendo del tipo de medio en el que se encuentren, los artrópodos utilizan diversos métodos para respirar.

Larva de tricóptero (Orden Trichoptera) adaptada a un medio lótico. Fuente: Internet

Si nos centramos en los insectos, encontramos cuatro grupos especialmente relacionados con el medio acuático: tricópteros, plecópteros, efemerópteros y odonatos. Estos cuatro órdenes se desarrollan completamente en el agua. Otros menos ligados al agua, pero también presentes, son los hemípteros, coleópteros, neurópteros, megalópteros, lepidópteros y dípteros.

Larva de plecóptero (Orden Plecoptera) en el fondo de un arroyo. Fuente: Internet

Algunos dípteros (insectos con dos alas: moscas, mosquitos y similares) realizan el intercambio gaseoso de forma muy primitiva a través del tegumento (la pared corporal, muy fina en este caso), como las larvas de algunos mosquitos (quironómidos).

Larva de quironómido (Orden Diptera). Fuente: Internet

Efímeras, plecópteros, odonatos y tricópteros utilizan traqueobranquias, un método algo más sofisticado que les permite respirar dentro del agua.

Larva de libélula (Orden Odonata). Fuente: Internet

Otros como los culícidos y los tabánidos y sírfidos (familias de mosquitos y moscas respectivamente, por tanto dípteros también) realizan el intercambio gaseoso con la superficie a través de sifones.

Larvas de mosquito Culex sp. (Orden Diptera). Fuente: Internet

Algunos hemípteros (chinches) como los ecorpiones de agua también utilizan este método.

Escorpión acuático Nepa cinerea (Orden Hemiptera). Fuente: Internet

Las larvas de especies de mosquito como Mansonia uniformis utilizan el sistema vascular de las plantas acuáticas para extraer oxígeno, sin duda un método muy elaborado fruto de una larga coevolución insecto-planta.

Muchos coleópteros (escarabajos) y hemípteros (chinches) utilizan depósitos de aire adheridos a su cuerpo, que renuevan en la superficie periódicamente. Este es el caso de los hidrofílidos, ditíscidos, girínidos y notonéctidos.

Insecto remero Notonecta glauca (Orden Hemiptera). Fuente: Internet

Como veis hemos hecho una gran ensalada de nombres científicos, pero el único propósito ha sido exponer la enorme variedad de adaptaciones que presentan los insectos al medio acuático en cuanto a respiración se refiere. Cabe hacer una última consideración en cuanto a la eficacia de los sistemas respiratorios de los insectos acuáticos. Debemos saber que la saturación de oxígeno en la atmósfera es 13000 veces superior a la del agua, es decir, que cuando la atmósfera contiene 200000 ppm de oxígeno (partes por millón), el agua a la misma temperatura contiene sólo 15 ppm de oxógeno. Esto nos indica la tremenda eficiencia de sus sistemas respiratorios cuando la respiración se produce en medio líquido. También nos hace reflexionar sobre la complejidad evolutiva de aquellas especies que han "aprendido" a obtener el aire desde fuera del agua o desde las plantas.

Posteriormente analizaremos algunos de estos grupos y valoraremos su posible introducción al mantenimiento en cautividad en acuarios.

Si quieres descargarte este artículo en formato Word pincha Aquí.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios son de gran utilidad, ayudan a mejorar el contenido del blog. Asimismo, cualquier sugerencia que quieras hacer puedes remitirla a chalkidry@hotmail.com

Gracias por tu participación.